1. SKIP_MENU
  2. SKIP_CONTENT
  3. SKIP_FOOTER

Incontinencia: Mitos y Verdades

Mito:  "Es un problema poco común"
 
Verdad
 
La incontinencia es muy común. Es un problema que se oculta porque causa vergüenza, tanto en mujeres como en hombres. Tres de cada 10 mayores pierde orina. Esto tiene un alto costo económico para los particulares y el estado.
 
Mito:  "Es un problema sencillo de resolver"
 
Verdad
 
No es un problema sencillo. Tiene diferentes causas y muchos tratamientos.
En las mujeres puede comprobarse daño muscular a causa de parto, ademas la menopausia puede empeorarla. En el hombre suele asociarse a problemas de próstata. En ambos sexos diabetes, obesidad y tos por fumar, son causas agravantes.
 
El que ya tiene incontinencia puede acentuarla por:
  • Infecciones respiratorias y tos constante
  • Alimentación inadecuada que produce estreñimiento, y que además del problema intestinal aumenta la pérdida de orina.
  • Exceso de cafeína: alimentos, café, bebidas cola.
  • Exceso de peso: dificulta el funcionamiento del cuerpo.
  • Problemas diversos que hacen difícil llegar rápido al baño.
  • Medicamentos, que pueden causar incontinencia como efecto secundario.
 
 
 
Mito:  "Es inevitable en el envejecimiento"
 
Verdad
 
El envejecimiento por sí solo no causa problemas a los intestinos y a la vejiga. La incontinencia se produce como consecuencia de un daño orgánico o funcional (enfermedades).
 
Nunca es normal que la vejiga o los intestinos tengan pérdidas involuntarias, pero es más común en las personas mayores.
 
No se resigne a sufrir este problema. Busque y consiga que los especialistas lo asesoren y ayuden para poder tener una vida mejor.
 
El primer paso es que le hagan los estudios y le brinden los consejos adecuados. La evaluación puede ser muy diferente según cual sea su problema.
 
 
Mito:   "No hay tratamiento ni asistencia especializada"
 
Verdad
 
Hay tratamientos que pueden mejorar la incontinencia, como tambien aseso-ramiento sobre como controlarla mejor. El primer paso es reconocer el pro-blema y buscar ayuda.
La incontinencia puede controlarse mejor si consulta a quienes le pueden ayudar.  Los médicos del  Servicio de Urología lo atenderán para lograr la evaluación y el asesoramiento adecuados.