1. SKIP_MENU
  2. SKIP_CONTENT
  3. SKIP_FOOTER

101 SECRETOS para una vida sana - Parte 9

Una vida sencilla y ordenada constituye garantía de salud. Los hábitos que pasen a formar un estilo de vida saludable serán la norma que evite la enfermedad. 
 

Lo invitamos a continuar con la lectura de estos prácticos secretos para disfrutar de una vida sana.

81. Vigile su evacuación intestinal

El hábito de la evacuación intestinal se debe mantener en por lo menos una deposición diaria. El estreñomiento ocasiona numerosos trastornos y puede conducir a diversas enfermedades, desde las hemorroides hasta al cáncer de colon. Para evitarlo hay que consumir buena cantidad de fibra, tomar suficiente agua, realizar actividad física y tener en la dieta frutas frescas, cereales y evitar los productos refinados. 
 

82. Cuidado con las dietas. 

La promoción y publicidad de dietas que prometen soluciones mágicas constituyen un verdadero peligro. La dieta debe ser siempre personalizada e indicada por los entendidos. Los extremos y los desequilibrios pueden resultar muy inconvenientes. Las dietas deben ser balanceadas, equilibradas y prácticas. 
 

83. Sea ordenado/a. 

El desorden es generador de dificultades. Nos hace perder el tiempo; nos produce a veces angustia, ansiedad y hasta desesperación cuando no encontramos algo. El orden debe acompañar todas nuestras actividades. De esta manera todo será más sencillo y más productivo. 
 

84. Administre bien su tiempo. 

Muchos factores estresantes tienen que ver con falta de tiempo y con apurones. Esto ocurre cuando no planificamos o cuando derrochamos indebidamente el tiempo en tareas no productivas o en no hacer nada. Es bueno ordenar y planificar el tiempo, para así asignar a cada necesidad su tiempo; al descanso, a la alimentación, al trabajo, al estudio e incluso a los entretenimientos. 
 

85. Sea moderado/a.

Moderación, equilibrio, temperancia, dominio propio, son sinónimos que expresan cuál debe ser la manera de conducirnos en todo lo que hagamos. Una definición de temperancia dice que es “abstenerse de lo que es malo y ser moderado con lo que es bueno”. La moderación se aprende, se logra, se obtiene. 
 

86. Conozca siempre el fundamento de las cosas que hace. 

Siempre debe tener un fundamento de las cosas que hace: lo que come, sus hábitos, sus opiniones. Para esto debe preocuparse por informarse, conocer, comparar. Cuanto más sólido sea su fundamento, más seguro y beneficioso será su proceder. 
 

87. Cierre sus oídos a los que quieren venderle inconveniencias. 

Siempre habrá alrededor suyo gente que le quiere “vender” algo, muchas veces innecesario, la mayor parte de las veces perjudicial. Para lograr convencerlo utilizará cualquier medio; la vidriera, una revista, un diario, un letrero luminoso, una radio, la televisión, el cine. Por cualquier medio tratará de entrar en su cerebro, por sus ojos o por sus oídos… salvo que usted, consciente y atento, cierre estas dos puertas a lo inconveniente. 
 

88. No “coma con la vista”.

Llamamos “comer con la vista” cuando nos dejamos atraer por el aspecto o la imagen de la comida sin preocuparnos por el verdadero valor de lo que se va a ingerir. Por esta razón, a veces elegimos, por ejemplo, el abrillantado aspecto del arroz blanco, en lugar del nutritivo y beneficioso arroz integral. 
 

89. Evite las horas extras. 

Ser temperante o tener autodominio implica tener equilibrio y no transponer límites. Más allá del tiempo planificado armónicamente para trabajar, se pueden cometer imprudencias. Trabajar horas extras puede proporcionar un dudoso rédico económico, pero seguramente acentuará el cansancio, lo pondrá más nervioso y será perjudicial para su salud. 
 

90. Tenga en cuenta la vitamina A.

La vitamina A tiene importantes funciones. Interviene en la formación de los huesos, aumenta la resistencia a las infecciones y mejora o mantiene las buenas condiciones de la piel, el cabello y los dientes. También es responsable de una buena visión nocturna. Si usted consume frutas amarillas o rojas, verduras de color verde y zanahorias tiene su provisión asegurada. Es una vitamina liposoluble, y puede producir acumulación, por lo que, para evitar inconvenientes, es preferible el consumo de betacaroteno o precursor de la vitamina, que está en las fuentes naturales que mencionamos.
 
 
 

Continuará...